Efectos y causas del estreñimiento

Efectos y causas del estreñimiento

Algunas personas definen el estreñimiento como la dificultad de evacuar con frecuencia, el esfuerzo excesivo a la hora de hacerlo o cuando tienen la sensación de no haber evacuado completamente.

Lo cierto es que determinar qué es el estreñimiento con exactitud es difícil. Consideramos que padecemos de este problema intestinal cuando tenemos dificultades para evacuar al menos tres veces por semana, con heces duras, cambio de ritmo en nuestra frecuencia habitual y requiere de mucho esfuerzo para poder lograrlo.

Así pues, ¿cómo podemos saber si sufrimos de este problema intestinal? ¿Cuáles son los efectos de padecerlo? A continuación, te explicamos detalladamente cuáles son los síntomas, las consecuencias y lo más importante, cuáles son las causas del estreñimiento.

Principales síntomas del estreñimiento

Como decíamos, esta irregularidad en el tránsito intestinal puede afectar de distinta manera a cada persona. Para saber si lo padecemos, hay que responder estas cinco preguntas:

  • ¿Vas al baño menos de 3 veces por semana?
  • ¿Tienes hinchazón una o más veces por semana?
  • ¿Notas que tienes que esforzarte mucho para poder evacuar?
  • ¿Tienes la sensación de no haber evacuado completamente?
  • ¿Ha cambiado tu frecuencia de ir al baño?

Si al menos dos o todas las respuestas han sido afirmativas, lo más seguro es que sufras de estreñimiento ocasional.
Si además estos síntomas se prolongan durante más de tres meses, es probable que tengas estreñimiento crónico.
En nuestro artículo “¿Cuáles son los principales síntomas de estreñimiento?” explicamos con más detalle cuáles son las características y diferencias entre los dos tipos de estreñimiento.

Recomendamos que sea el médico quien lo determine, ya que cada persona es diferente y puede que la aparición del estreñimiento esté relacionada con otros síntomas y/o enfermedades.

¿Cuáles son las causas del estreñimiento?

Son muchos motivos los que pueden provocar una irregularidad en nuestro tránsito intestinal.

A continuación te explicamos qué causas son las más comunes en el estreñimiento ocasional y en el crónico.

CAUSAS DEL ESTREÑIMIENTO OCASIONAL

  • Falta de hidratación. No hidratarse bien o no beber la cantidad de agua recomendada hace que las heces estén más secas, lo que nos dificulta su expulsión.
  • Dieta baja en fibra. No incluir en nuestra dieta alimentos ricos en fibra nos conlleva a una mala alimentación, y en consecuencia el estreñimiento.
  • Falta de ejercicio físico. El sedentarismo entorpece los movimientos naturales del intestino desfavoreciendo el correcto funcionamiento de este.
  • El estrés. Ya sea por el trabajo, por nervios o preocupaciones, con el estrés solemos llevar a cabo los tres puntos anteriores: bebemos poca agua, llevamos una dieta desequilibrada y nos movemos menos.
  • Fármacos: Ingerir determinados fármacos de forma puntual pueden causar una irregularidad en el tránsito intestinal.

CAUSAS DEL ESTREÑIMIENTO CRÓNICO

Alguna de las causas del estreñimiento crónico¹ son las siguientes:

  • Causas metabólicas o endocrinas. Aquellos trastornos, enfermedades o síntomas que afectan al balance de las hormonas pueden originar estreñimiento crónico. Los más frecuentes son el hipotiroidismo y la diabetes.
  • Trastornos neurológicos. Enfermedades que afectan al cerebro como la enfermedad de Parkinson, el ictus o la esclerosis múltiple pueden afectar el funcionamiento de los intestinos.
  • Enfermedades psiquiátricas. La depresión o los trastornos alimenticios como la anorexia pueden ser una de las causas del estreñimiento crónico.
  • Fármacos: Algunas personas necesitan tomar medicamentos de manera frecuente como los anticolinérgicos, para aliviar los síntomas del Parkinson, la depresión, la ansiedad y el nerviosismo, o los antihipertensivos, para controlar la hipertensión. Estos pueden afectar a la función colónica y ser una de las causas del estreñimiento.
  • Inactividad física. La inactividad física es un factor determinante en la aparición de este problema intestinal. Las personas con movilidad reducida suelen tener problemas de estreñimiento ya que, como hemos comentado en el apartado anterior, la falta de actividad física dificulta los movimientos del intestino.

Efectos y consecuencias del estreñimiento

Después de haber leído algunas de las causas del estreñimiento, debemos saber cuáles son las posibles consecuencias que pueden haber al padecer de este problema, algunas en casos más graves de estreñimiento crónico.

  • Pueden aparecer hemorroides o fisuras debido al esfuerzo que se debe hacer para conseguir evacuar.
  • Pueden crearse varices a raíz del sobreesfuerzo que debe hacerse para lograr que los intestinos se muevan.
  • Se puede formar un fecaloma, una acumulación de heces que se endurecen mucho y que taponan el flujo normal del tránsito intestinal de modo que no pueden expulsarse, ya que la musculatura abdominal no tiene la suficiente fuerza para poder hacerlo.
  • Puede producirse el megacolon, dolencia que consiste en que el colon está excesivamente grande e hinchado de lo normal.
  • Pueden aparecer divertículos, pequeñas bolsas en la pared del colon que aparecen por el aumento de presión en el interior de este. Normalmente le aparecen a personas de más de 50 años.
  • Algunas personas pueden sufrir deshidratación, náuseas, vómitos e incluso fiebre.

Es muy importante que el estreñimiento se trate de forma apropiada: consultar al médico para, si es necesario, realizar diagnósticos y poner en práctica una serie de buenos hábitos para prevenirlo serán de ayuda para poder mantener un buen tránsito intestinal.

Consejos para regular tu tránsito intestinal

Cuidar nuestro sistema digestivo es uno de los factores más importantes que debemos tener en cuenta para poder ayudar a prevenir irregularidades en nuestro tránsito intestinal como el estreñimiento o evitar otros problemas que pueden desencadenar enfermedades.

Por este motivo, te detallamos algunos consejos para que puedas disfrutar de una buena salud digestiva:

  • Mantén una dieta equilibrada y variada. Consume alimentos ricos en fibra como la fruta o la verdura para favorecer el tránsito intestinal.
  • Hidrátate. Bebe entre 1,5 – 2 litros de agua al día para ayudar a tener un buen funcionamiento digestivo.
  • Come poco a poco y sin prisa. Ingerir alimentos despacio nos hace sentir más saciados, evitando así comer en exceso o incluso picar entre horas.
  • Realiza ejercicio físico durante unos 30 minutos al día.
  • No aguantes las ganas de ir al baño. Podemos acabar acostumbrándonos a contenernos durante demasiado tiempo y a la larga nos puede provocar daños en el intestino o que aparezca el estreñimiento crónico. Ir al baño cuando el cuerpo te lo pida evitará que sea una de las causas del estreñimiento.
  • Puedes incluir en tu dieta complementos alimenticios que ayuden a aportar fibra o a mantener un tránsito intestinal normal.

Roha-max, es un complemento alimenticio con ingredientes 100% de origen natural que contiene hojas de sen. El sen ayuda al funcionamiento normal del tránsito intestinal.
Roha-max es muy fácil de tomar: con media cucharada de café, lo puedes tomar masticando y tragando con la ayuda de un vaso de agua o un zumo de frutas o bien a modo de infusión, endulzándola, si lo deseas, con canela o vainilla.

Puedes elegir entre diferentes formulaciones: Roha-max de 60gr o 130gr (tránsito intestinal), Roha-max Cúrcuma y anís (para favorecer el bienestar digestivo) y Roha-max Chía e ispágula (con alto contenido en fibra).

Se recomienda tomarlo antes de acostarse, ya que sus efectos se notarán en unas 8 horas.
En caso de las mujeres embarazadas o en período de lactancia y las personas bajo control médico, antes de tomar Roha-max deben consultar con el médico.

 


1Fermín Mearin, Agustín Balboa, Miguel A. Montoro (s.f.). Estreñimiento. Asociación Española de Gastroenterología. Recuperado de: https://www.aegastro.es/sites/default/files/archivos/ayudas-practicas/08_Estreñimiento.pdf