¿Cuáles son los principales síntomas de estreñimiento?

El estreñimiento, y en general los problemas con el tránsito intestinal, son un motivo muy frecuente de consulta entre los pacientes que acuden al médico de familia. Pero, ¿qué entendemos por estreñimiento? Precisamente la diversidad de definiciones y percepciones que tiene sobre ello la ciudadanía es lo que explica este rango de variabilidad tan amplio: afecta entre un 2% y un 28% de la población general1.

Desde un punto de vista teórico, el estreñimiento es una alteración del tránsito intestinal: se produce una excesiva retención de agua en el intestino grueso, lo que provoca un endurecimiento de las heces y, por lo tanto, una mayor dificultad para expulsarlas.

No tiene porqué tratarse de una enfermedad en sí misma sino que más bien hace referencia a la apreciación de cada individuo sobre su hábito intestinal. Por ello es difícil definir el estreñimiento con exactitud. Algunas personas lo entienden como un esfuerzo excesivo o desproporcionado para poder defecar, otras consideran que padecen estreñimiento cuando sus heces son duras y pequeñas, otras cuando no consiguen evacuar, o cuando tienen la sensación de evacuación incompleta…

¿Pero de verdad no hay un mínimo consenso sobre qué es el estreñimiento? En las sociedades occidentales se considera que hay una alteración del tránsito intestinal cuando la persona tiene dificultades para realizar al menos tres evacuaciones por semana, ello le produce dolor o requiere de un esfuerzo excesivo para conseguirlo.

Todo ello unido a una variación de la frecuencia, sin una causa aparente, puede ser una señal que deben alertarnos de un problema con nuestro tránsito intestinal, pero tampoco debemos preocuparnos antes de tiempo. ¿Unas heces duras por sí solas son síntoma de estreñimiento? ¿Tener dificultades para evacuar un día puntual es estreñimiento? A continuación lo analizamos con más detalle.

El estreñimiento es cuando…

Teniendo en cuenta los síntomas que hemos comentado anteriormente, que pueden variar según el paciente, los profesionales de la salud han acordado que para un diagnóstico de estreñimiento la persona debe reunir dos o más de los siguientes síntomas:

  • ¿ Hace menos de tres deposiciones por semana?
  • ¿ Tiene que esforzarse para defecar en más del 25% de ocasiones?
  • ¿ Produce heces duras en más del 25% de ocasiones?
  • ¿ Tiene la sensación de evacuación incompleta del recto en más del 25% de ocasiones?
  • ¿ Necesita algún tipo de maniobra, como masajes abdominales o pélvicos para facilitar la defecación en más del 25% de ocasiones?

Si ha respondido que sí en 2 o más de las anteriores respuestas tiene un problema de estreñimiento.

Por otra parte, y aunque los profesionales de la medicina no lo cataloguen específicamente como estreñimiento, si usted siente que tiene dificultades para regular el tránsito intestinal también puede tomar medidas preventivas y correctoras para mejorar su salud y bienestar digestivo: revisar su dieta, la toma de líquidos, el ejercicio, los hábitos (intentar ir al baño siempre a la misma hora)… y ayudarse de complementos.

Es el caso de roha-max, una excelente mezcla de plantas que contiene sen, el sen: ayuda a mantener un funcionamiento normal de tránsito intestinal. Puedes elegir entre diferentes formulaciones: roha-max 60 gr, roha max 130 gr, roha-max con superalimentos cúrcuma y anís (para un mayor bienestar digestivo), y roha-max con chía e ispágula (aporta un plus de fibra para una mayor regulación del tránsito intestinal).

Y es que el tránsito intestinal no es un tema menor. En el caso de estreñimiento funcional o crónico, está demostrado que repercute sobre la calidad de vida de las personas. Por su carácter recurrente y el disconfort que provocan sus síntomas, que afectan indudablemente el bienestar psicológico.

Escala de Bristol

Otra herramienta utilizada para los médicos es la escala de heces de Bristol, desarrollada por la Universidad de Bristol, en el Reino Unido. Se trata de una guía visual que permite evaluar de forma sencilla el aspecto y las características de las heces. Es muy útil para comprender cómo son las heces de los pacientes, sin que éstos tengan que explicarlas detalladamente.

La escala de Bristol presenta 7 tipos de deposiciones, de más a menos consistentes:

  • Tipo 1: Trozos duros, separados, que son evacuados con dificultad.
  • Tipo 2: Fragmentos duros pero apelotonados, formando una “salchicha”
  • Tipo 3: Con forma de “salchicha” pero con grietas en la superficie
  • Tipo 4: Como una “salchicha”, lisa y suave
  • Tipo 5: Trozos de masa pastosa, con bordes definidos
  • Tipo 6: Fragmentos pastosos pero con bordes más irregulares
  • Tipo 7: Completamente líquidas

Los tipos 1 y 2 se consideran estreñimiento, el 3-4 serían deposiciones “normales”, y del 5 al 7 serían diferentes grados de diarrea.

Tipos de estreñimiento

Ya hemos visto cuáles son los síntomas del estreñimiento, ahora bien ¿cuando hablamos de estreñimiento ocasional y cuándo es estreñimiento crónico? ¿dónde está el límite?
El estreñimiento ocasional es aquel que podemos padecer de forma esporádica, principalmente provocado por cambios en nuestros horarios, alimentación, rutinas, nervios o estrés.

En cambio, se considera estreñimiento crónico cuando la situación descrita anteriormente (dificultades para defecar, menos de 3 deposiciones la semana…) se prolonga en el tiempo, durante varias semanas o más. Generalmente, se debe a disfunciones en el aparato digestivo o determinadas enfermedades. Es más frecuente en mujeres y personas mayores, te lo explicamos en el artículo “¿Por qué el estreñimiento afecta principalmente a las mujeres?”

ESTREÑIMIENTO OCASIONAL

Como decíamos, el estreñimiento ocasional se relaciona con cambios puntuales en nuestro estilo de vida. La tensión emocional, la falta de ejercicio físico, los cambios de rutina en la dieta y alimentación, los viajes… contribuyen a ralentizar el tránsito intestinal y al resecamiento de las heces. Aumenta el tiempo en el que permanecen en el intestino y las dificultades para expulsarlas.

Para combatir el estreñimiento ocasional lo más recomendable es retomar buenos hábitos: prestar atención a la dieta (equilibrada, y con suficiente cantidad de fibra), la ingesta de agua diaria y la práctica de ejercicio físico. Existen formulaciones con sen, que te ayuda a mantener el tránsito intestinal normal, como las mezclas de plantas de roha-max.

El estreñimiento ocasional puede llegar a durar hasta dos semanas. A partir de este momento es importante consultar con tu profesional de confianza.

ESTREÑIMIENTO CRÓNICO

Si los síntomas de estreñimiento se prolongan durante más de tres meses, hablamos de estreñimiento crónico, y puede persistir durante años. Por alteraciones orgánicas o por algún tipo de trastorno de la función neuromuscular, el colon es incapaz de llevar a cabo su trabajo: absorber los nutrientes y evacuar las heces.

El estreñimiento crónico se puede estar vinculado al consumo de determinados medicamentos, a la edad o patologías como la diabetes, la enfermedad de Parkinson, Esclerosis múltiple o depresión, entre muchas otras. También puede provocar otras patologías asociadas: celulitis, obesidad, cáncer de colon, enfermedades diverticulares…

Más allá de las dietas pobres en fibra y la vida sedentaria, otro factor de riesgo que puede desembocar en estreñimiento crónico es la costumbre de retener las heces: si inhibimos repetidamente el reflejo de evacuar, éste puede tardar en aparecer horas e incluso días.

En caso de estreñimiento, y sobre todo si es crónico, es recomendable, revisar hábitos y consultar con el médico.

 


3. Sonnenberg A, Koch TR. Epidemiology of constipation in the United States. Dis Colon Rectum
1989;32:1-8.
Everhart JE, Go VLW, Hohannes RS, Fitzsimmons SC, Roth HP, White LR. A longitudinal study of self-reported bowel habits in the United States. Dig Dis Sci 1989;34:1153-62.
Drossman DA, Li Z, Andruzzi E, Temple RD, Tailey NJ, Thompson WG et al. US householder survey of functional gastrointestinal disorders. Dig Dis Sci 1993;38:1569-80. .
Stewart WF, Liberman JN, Sandler RS, Woods MS, Sternhagen A, Chee E et al. Epidemiology of cons-tipation (EPOC) Study in United States: relation of clinical subtypes to socioeconomic features. Am J Gastroenterol 1999;94:3530-9