Tránsito intestinal: qué es y cinco consejos para mantenerlo en buen estado

Sentirte bien en tu día a día es fundamental para poder hacer frente a los desafíos diarios que surgen en tu vida. Por ello, que nuestro organismo funcione lo mejor posible es importante. Un procedimiento que debe llevarse a cabo correctamente es el que guarda relación con el tránsito intestinal.

Seguro que en más de una ocasión has oído hablar del tránsito intestinal y la importancia de que funcione de forma correcta. Somos lo que comemos, qué diría Ludwig Feuerbach. Para evitar que cualquier comida sea un rompecabezas, hay que seguir una serie de consejos que pueden ayudarte a promover un mejor tránsito intestinal.

¿Qué es el tránsito intestinal?

Antes de entrar en detalle, es vital que conozcas qué es el tránsito intestinal. El tránsito intestinal es el proceso de expulsión de alimentos que el cuerpo normalmente hace a través de los intestinos y el recto. Un buen bienestar digestivo incluye la digestión adecuada de los alimentos, la absorción de nutrientes esenciales y la eliminación del exceso en forma de heces. Aquí te contamos el motivo por el cual es tan importante la regularidad en el tránsito intestinal.

EL TRÁNSITO INTESTINAL ES EL PROCESO DE EXPULSIÓN DE ALIMENTOS QUE EL CUERPO NORMALMENTE HACE A TRAVÉS DE LOS INTESTINOS Y EL RECTO

Según la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) hacer de tres deposiciones al día a tres deposiciones semanales puede considerarse un ritmo intestinal normal. Por el contrario, aquellas que van tres o menos veces en una semana al baño deben valorar la posibilidad de que el estreñimiento haya aparecido en sus vidas. Pero hay que tener en cuenta más factores: ver si las evacuaciones se hacen sin esfuerzo, si la consistencia de las heces es adecuada, si hay cambios en la frecuencia… cualquier cambio o molestia hay que buscar cuál puede ser la causa y consultar al médico en caso que sea preciso.

Cuando los cambios en el tránsito intestinal llaman a tu puerta

¿Tienes dificultades a la hora de ir al baño? ¿Te sientes hinchada y no logras que desaparezca esa casi eterna sensación de saciedad? ¿Tu frecuencia para ir a defecar es irregular? Si últimamente te has hecho estas preguntas debes saber que, probablemente, estés sufriendo lo que se conoce como estreñimiento.

Esta irregularidad en el tránsito intestinal, también conocida como tránsito intestinal lento, puede afectar de distinta manera a cada persona. No obstante, no es el fin. En España, según un estudio de Fundación Española del Aparato Digestivo, el estreñimiento afecta entre un 12 y 20% de la población.

Concretamente, el tránsito intestinal lento, es cuando los movimientos intestinales se dan con una frecuencia menor a la que naturalmente funciona en el cuerpo. Ese hecho puede producirse de forma ocasional o habitual. Aquí puedes descubrir más sobre los tipos de afectaciones al tránsito intestinal.

¿A QUIÉN AFECTA EL TRÁNSITO INTESTINAL LENTO?

Un hecho habitual es pensar que no nos va a tocar. ¿Por qué a mi? Si, además, siempre he ido bien al baño. No. No vale bajar la guardia. El estreñimiento, y en general los problemas con el tránsito intestinal, son motivo frecuente de consulta a profesionales.

Como decíamos, el estreñimiento en España afecta al 12-20% de la población, según datos de la Fundación Española del Aparato Digestivo. Además, en ese mismo estudio se indica que se trata de un síntoma que es dos veces más frecuente en mujeres que en hombres, -descubre aquí el motivo por el cual el estreñimiento afecta más a mujeres-, teniendo así más presencia en las personas mayores de 65 años.

EL ESTREÑIMIENTO EN ESPAÑA AFECTA AL 12-20% DE LA POBLACIÓN, SEGÚN DATOS DE LA FUNDACIÓN ESPAÑOLA DEL APARATO DIGESTIVO

Con los datos en la mano queda demostrado que es un hecho que nos puede pasar a todos. Por ello, es importante conocer cuáles son sus indicios, sus causas y, en definitiva, cómo conseguir regular el tránsito intestinal lento.

SEÑALES QUE PUEDEN INDICAR UN  TRÁNSITO INTESTINAL LENTO

Los indicios más frecuentes en las personas con el tránsito intestinal lento son los siguientes:

  • Sensación de saciedad.
  • Dificultad para ir al baño.
  • Molestias al defecar.
  • Distensión abdominal.
  • Hemorroides.
  • Gases.

CAUSAS QUE DIFICULTAN EL TRÁNSITO INTESTINAL

La aparición del intestino lento se puede deber a múltiples factores. Algunos de ellos son:

  • Sedentarismo: como cualquier otra parte de nuestro equipo, la actividad física es clave para activar nuestro intestino. Un estilo de vida sedentario puede ser un factor de riesgo a la hora de desarrollar estreñimiento.
  • Mala alimentación: una dieta no equilibrada, baja en fibra y alta en proteína animal o comida procesada puede dificultar el correcto tránsito intestinal. Es recomendable comer fruta, verduras o legumbres, entre otros alimentos. 
  • Falta de líquidos: no tomar suficiente líquido de forma diaria -menos de un litro al día- también puede contribuir a la aparición del intestino perezoso.
  • Aguantar: no ir al baño cuando uno lo necesita puede generar desajustes musculares en la zona anal y afectar así a nuestra capacidad para relajarnos.
  • Tabaco, café o té: intenta evitar o reducir el consumo de tabaco, café o té. Son sustancias astringentes. 

EL PAPEL DEL ESTRÉS

Un elemento que no debemos pasar por alto es el estrés. Si estamos pasando por un momento complicado, y en ocasiones nos vemos superadas por la situación, es posible que esto también sea un condicionante para un correcto tránsito intestinal. 

En situaciones así, los ejercicios de relajación son una buena alternativa para calmar nuestra ansiedad y hacer que nuestra digestión sea adecuada.

Asentado en nuestras vidas, y con las particularidades de cada caso, es cierto que existen una serie de consejos que nos permiten mejorar nuestro tránsito intestinal. 

¿CÓMO PROMOVER EL TRÁNSITO INTESTINAL? 6 CONSEJOS

Para promover un correcto tránsito intestinal, aliviando así cualquier estreñimiento y malestar generado por un tránsito intestinal lento, deberemos cambiar un poco nuestro estilo de vida y alimentario para activar los intestinos. 

PARA PROMOVER EL TRÁNSITO INTESTINAL DEBEMOS CAMBIAR CIERTOS HÁBITOS DE NUESTRA RUTINA DIARIA

A continuación, repasamos algunos hábitos -según la Organización Mundial de Gastroenterología– que debemos tener en cuenta para lograr ir al baño de forma diaria y sin grandes esfuerzos.

  • Mayor consumo de fibra: legumbres, verduras, frutas o frutos secos son algunos alimentos que con la fibra que contienen pueden ayudarnos a regularizar nuestro tránsito intestinal. 

En el ámbito de la alimentación, concretamente, la Fundación Española del Aparato Digestivo recomienda de forma diaria:

    • 4-6 raciones de cereales y derivados.
    • 3 piezas de fruta.
    • 2 raciones de verduras y hortalizas.
    • 2 – 5 raciones semanales de legumbres.
  • Reducir el consumo de carne roja y procesada: se puede comer de todo siempre y cuando no se abuse de ello ni dejemos en el olvido otro tipo de alimentos. Ser conocedoras de lo que comemos y de la dieta que llevamos es importante. No se trata de dietas en las que se prohíben alimentos, sino está más orientado a la introducción de aquellos que aceleren el proceso digestivo. Eso no debe quitarnos la opción de darnos un capricho de tanto en tanto.
  • Actividad física: siempre dentro de nuestras capacidades, y conociendo nuestras limitaciones, introducir el deporte en nuestra rutina puede ayudarnos a mejorar el tránsito intestinal lento. Caminar durante unos minutos todos los días puede ayudar a acelerar el metabolismo.
  • Establecer una rutina: podemos marcarnos una hora concreta del día en la cual iremos al baño. Tengamos o no ganas. Se trata de una fórmula para intentar que nuestra mente se acostumbre y lo asuma como un hábito más. 
  • Correcta hidratación: como hemos contado, la deshidratación puede ser una de las causas de nuestro estreñimiento. Por ello, es recomendable un mínimo de uno o dos litros de agua al día. 
  • Encuentra tu posición: las largas esperas sentadas en la taza del baño pueden hacer que no tengamos la postura correcta. ¿Cuál sería? Colocarse en cuclillas y con las rodillas por encima de la cadera.

ROHA MAX

Roha-Max es un complemento alimenticio, con ingredientes 100% de origen vegetal, que contiene hojas de sen que ayudan al mantenimiento normal del tránsito intestinal. 

¿Cómo tomarlo? Se puede hacer con la ayuda de un vaso de agua, un zumo o a modo de infusión. Preferiblemente antes de acostarnos. Puedes elegir entre Roha-Max 60 g. y Roha-Max 130 g, disponibles aquí

En caso de sufrir los indicios típicos de un tránsito intestinal lento es importante que acudas a un profesional para que pueda realizar un diagnóstico.