Infusiones naturales para ayudarte a ir al baño

“Voy poco al baño”. “Cuando voy me cuesta mucho”. “Me noto algo hinchada”. Si alguna de estas frases te resulta familiar, es el momento de pasar a la acción. Porque hay pocas cosas más incómodas que cuando tenemos dificultades para ir al baño. Con la particularidad de que cada caso es un mundo, si estás experimentando este tipo de dificultades es probable que eso esté afectando a tu día a día. Más allá de las molestias intrínsecas de la situación, las irregularidades en el tránsito intestinal pueden ocasionar que no podamos desarrollar con normalidad nuestra actividad diaria.

Según la Fundación Española del Aparato Digestivo, en España esta situación se da en un 12%-20% de la población, siendo más frecuente en personas con una vida sedentaria o con una dieta baja en fibra y líquidos. Por tanto, podemos afirmar que es algo relativamente habitual.

No obstante, no debemos obviar esta situación. Es importante actuar. Lo primero será consultar con el médico y verificar si realmente se trata de un cambio de “ritmo”, qué tener en consideración y qué puedes hacer para mantener un tránsito intestinal normal. En este artículo te vamos a contar las causas de posibles irregularidades en el tránsito intestinal, así como infusiones naturales para combatirlas y otros consejos que pueden ayudarte a que recuperes esa normalidad que tanto anhelas. ¡Vamos, tu baño te espera!

¿Dificultades para ir al baño?

Si te lo estás preguntando es posiblemente porque has notado ciertos cambios. Las dificultades para ir al baño¹  hacen referencia a la apreciación que cada uno tenemos sobre nuestro hábito intestinal. Ante la dificultad de definir el estreñimiento con exactitud, se estima que una persona puede estar estreñida si durante la semana realiza menos de tres deposiciones. 

Es importante conocer en detalle las dificultades que surgen a la hora de ir al baño y lo que conlleva para poder saber si realmente estamos experimentando esa situación. Algunos elementos que debemos tener en cuenta son: 

  • Menos de tres deposiciones a la semana: aunque, como hemos mencionado, no existe una cifra concreta o una medida exacta para establecer el estreñimiento, la norma más aceptada a nivel general es la que delimita el correcto funcionamiento del intestino a un mínimo de tres deposiciones semanales.
  • Sensación de evacuación incompleta: al intentar ir al baño. Las dificultades a la hora de ir al baño, así como la posterior sensación de no haber logrado el objetivo por completo puede indicar que tu tránsito intestinal no está funcionando de forma correcta. 
  • Dolor asociado con movimientos intestinales: la aparición del dolor en los momentos en los cuales realizamos cualquier movimiento vinculado al intestino es otro síntoma que debes tener en cuenta.
  • Vientre hinchado: una sensación que debe prolongarse durante días y no ser un hecho puntual, dado que puede producirse por una comida excesivamente copiosa. 
  • Sensación de saciedad: cuando, a pesar de que no hayas comida nada desde hace horas, notas la sensación de estar llena, sin hambre ni apetito.
  • Gases: cuando los gases, también conocidos como flatulencias, entran en escena es posible que, si se mantienen en el tiempo y son recurrentes, estén indicando que puedes estar sufriendo problemas para ir al baño.

¿Por qué yo?

Si leyendo las anteriores líneas te has visto reflejada o estás experimentando alguna de las situaciones anteriores, quizá te estés preguntando el motivo por el cual estás sufriendo estas irregularidades en tu intestino. Aquí te contamos de forma detallada las principales causas del estreñimiento y pautas para combatirlo.

No obstante, existen algunos indicadores3 que pueden hacer que las dificultades para ir al baño aparezcan en tu día a día.  

  • Factores dietéticos: vinculados a una posible falta de fibra en nuestra dieta.
  • Alimentación deficiente: una alimentación no equilibrada, con una alta presencia de proteína animal o comida procesada, puede generar dificultades para el correcto desarrollo del tránsito intestinal. 
  • Falta de actividad física: el sedentarismo o la falta de actividad deportiva puede ser un factor de riesgo a tener en cuenta a la hora de desarrollar sedentarismo. 
  • Falta de líquidos: no beber un mínimo de dos litros de agua al día puede ocasionar inconvenientes en el correcto tránsito intestinal.
  • Estrés: momentos de cierto estrés, de ajetreo o de cambios considerables en tu rutina pueden ocasionar la aparición del estreñimiento en tu vida. 
  • Infusiones naturales para ayudarte a ir al baño

¿Y ahora qué?, estarás pensando. Pues no queda otra que ponerte manos a la obra. Las opciones para combatir un tránsito intestinal irregular dependen, en la mayoría de las ocasiones, de la causa que lo produce. 

En determinados casos será suficiente con añadir más fibra en la dieta; en llevar a cabo actividad física o en una ingesta mayor de líquidos. Siempre en función del caso individual de cada uno y lo recomendable es que la decisión sea adoptada por un profesional o experto en cuestión.

No obstante, existen diferentes opciones, como las hojas de sen para ir al baño, en forma de infusiones naturales para ayudarte a regular el tránsito intestinal. ¿Y eso funciona? ¡Sí, funciona!

Las infusiones para ayudarte a ir al baño son, a grandes rasgos, bebidas de origen natural que aprovechan el ligero efecto laxante que ofrecen algunas plantas. Como decimos, algunas plantas pueden ayudarte a ir al baño. Para que la infusión ayude a que los intestinos funcionen correctamente, debemos prepararla con plantas que tengan propiedades laxantes, digestivas y depurativas. Como las hojas de sen.

¿Cuándo tomar infusiones para ir al baño?

Puedes considerar una buena opción el tomar infusiones para ir al baño siempre que sea de forma puntual. Debes estar segur@ que no existe otra circunstancia, de carácter atemporal, que esté propiciando tu tránsito intestinal irregular. 

Según la Fundación Española del Aparato Digestivo, las infusiones para ir al baño deben:

  • Tomarse de forma puntual, sin abusar para evitar que el intestino se acostumbre o se vuelva perezoso.
  • Tener en cuenta un margen de tiempo, puede ser de 8-12 horas, a la hora de notar los efectos. Por ello, normalmente, se recomienda que la toma se realice antes de que nos vayamos a dormir.

Hojas de sen

De uso extendido, las hojas de sen son una planta que puede ayudarte a ir al baño. A través de sus antraquinonas, unas sustancias que estimulan las paredes musculares que envuelven el intestino, actúa como laxante suave4.

Las sustancias que contienen las hojas de sen facilitan un correcto movimiento para lograr la óptima eliminación de desechos de nuestro organismo.

Con una taza de agua (250 mililitros) y una cucharadita de hojas de sen (5 gramos), su preparación es realmente sencilla: hierve una taza de agua y cuando llegue a ebullición, sácala del fuego y agrégale una cucharada de hojas de sen para ir al baño. Un pequeño reposo, la cuelas y lista para tomar. 

Infusiones para ir al baño

Otras opciones5  que debes tener presente son las siguientes:

  • Flores de Hibisco: se trata de una opción a tener en cuenta para ayudar al correcto desarrollo del tránsito intestinal y una óptima digestión. Las infusiones con flores de hibisco, conocidas también como ‘flores de Jamaica’ son una alternativa para los problemas digestivos. Además, contienen propiedades como la vitamina C.
  • Infusión de ortiga: es una planta que favorece la expulsión de los desechos, además de su alto contenido en nutrientes y compuestos bioactivos como ácidos grasos, aminoácidos, taninos, vitaminas o minerales, entre otros. 
  • Tisana de semillas de lino: las propiedades del lino y de sus semillas permiten que el tránsito intestinal pueda mejorar. A través de sus semillas, puedes tomarlo junto a un yogur, logrando así un desayuno ideal. Este ingrediente contiene sustancias como la fibra insoluble y los ácidos grasos que promueven la eliminación de los desechos. 
  • Tisana de malvavisco: es una planta cuyas propiedades se centran en la capacidad protectora y reparadora de las mucosas respiratorias y digestivas. Suele actuar con eficacia cuando se producen problemas para ir al  baño, reparando las mucosas intestinales que hayan podido verse afectadas. Además, su efecto laxante suave, sirve de ayuda cuando experimentamos un tránsito intestinal irregular. 

 

1 Clínica Universidad de Navarra.

2 Fundación Española del Aparato Digestivo.

3 World Gastroenterology Organisation. 

4https://sisbib.unmsm.edu.pe/bibvirtualdata/libros/quimica/pigmentos/archivos%20pdf/antraquinonas.pdf

5 “Diarrea y estreñimiento: consejos, prevención y tratamiento farmacológico”, por Ángela Bosch (edición PDF).