Cómo evitar el estreñimiento

Las alteraciones en el tránsito intestinal afectan a una gran parte de la población, especialmente mujeres y las personas mayores de 65 años. Son también habituales en momentos en los que, por motivos diversos, cualquiera de nosotros alteramos nuestras rutinas y dieta alimentaria (ver artículo “Estreñimiento en vacaciones, cambio de hábitos y alimentación”).

Aunque el estreñimiento no se considera una enfermedad, puede convertirse en un problema debido a sus síntomas (malestar, dolores abdominales…). Aparece cuando tenemos dificultad para expulsar las heces, lo hacemos con poca frecuencia (menos de 3 veces a la semana) o cuando se tiene la sensación de vaciado incompleto.

También es importante diferenciar entre estreñimiento ocasional (producido por cambios circunstanciales en nuestro estilo de vida) y estreñimiento crónico (muchas veces asociado a otras patologías).

Antiguamente, la solución parecía fácil: los laxantes, que facilitaban la evacuación..

Pero antes de llegar a eso, hay que revisar todos los hábitos higiénico dietéticos: medidas complementarias para combatir el estreñimiento. Para empezar, y como explicamos en otro artículo (“Causas del estreñimiento”), debemos poner en práctica una serie de buenas prácticas de alimentación y actividad física:

  • aumentar la ingesta de fibra y líquidos en la dieta,
  • regularizar nuestros horarios para las comidas y reservar también un momento de tranquilidad para “ir al baño”,
  • practicar actividad física ya que, al movernos, aumentamos los movimientos naturales del intestino,
  • realizar masajes abdominales para favorecer la movilidad y el tránsito intestinal,
  • practicar gimnasia abdominal hipopresiva, que ayuda a tonificar la musculatura de la faja abdominal y el suelo pélvico.
  • adoptar una posición más favorable en el inodoro, flexionando las piernas encima de una banqueta, de manera que aumentamos la presión intra-abdominal y facilitamos la evacuación,
  • también puede ser una buena ayuda tomar suplementos que te ayudan a mantener el funcionamiento normal del tránsito intestinal, como roha-max, una excelente mezcla de plantas que contiene sen, y el sen ayuda a mantener un funcionamiento normal de tránsito intestinal. Puedes elegir entre diferentes formulaciones: roha-max 60 gr, roha max 130 gr, roha-max con superalimentos cúrcuma y anís (para un mayor bienestar digestivo), y roha-max con chía e ispágula (aporta un plus de fibra para una mayor regulación del tránsito intestinal).

Precisamente, y en la línea de priorizar los tratamientos con ingredientes de origen natural para ayudar al funcionamiento normal del tránsito intestinal, a continuación proponemos algunas plantas que pueden resultar útiles para combatir el estreñimiento.

Plantas que pueden ayudarte a combatir el estreñimiento

Como decíamos, más allá del uso de laxantes sintéticos, la medicina natural pone a nuestra disposición remedios alternativos con efectos similares. A continuación repasamos algunos plantas con las que podemos prepararnos algunos complemetos, pero antes es importante recordar:

  • Se recomienda el consumo moderado, de laxantes, aunque sus ingredientes sean de origen natural.
  • Consulta con tu médico antes de tomar productos laxantes, especialmente si estás embarazada o sufres alguna patología destacada o estás tomando alguna medicación u otro complemento.
  • En caso de estreñimiento crónico (continuado), consulta con tu médico, para identificar las causas del problema de tránsito intestinal y poder ajustar el mejor tratamiento para tu situación.
  • Más allá del consumo de complementos que te ayuden a mantener un tránsito intestinal regular, es imprescindible mejorar también tus hábitos alimentarios y de actividad física para asegurar el funcionamiento normal del tránsito intestinal.

Hojas de sen

El sen (o cassia) es una de las plantas más efectivas para contribuir al funcionamiento normal del tránsito intestinal. Sus hojas contienen unas sustancias que tienen la capacidad de estimular las paredes musculares intestinales, facilitan su movimiento y ayudan a la eliminación de las heces.
Podemos tomarlo en forma de infusión natural (con una taza de agua y una cucharadita de hojas de sen) o utilizar suplementos que contengan esa planta.

Infusión de ortiga

La ortiga es una planta histórica, muy utilizada en la cocina (por ser sabrosa y altamente nutritiva) y también en medicina. Tiene propiedades antiinflamatorias y laxantes, ya que sus activos naturales mejoran el movimiento intestinal y, así, contribuyen al funcionamiento normal del tránsito intestinal.
Además, la ortiga también es muy valorada por muchas otras virtudes. También es muy utilizada en la industria de la cosmética.

Infusión de semillas de hinojo

El hinojo es una planta silvestre que crece en zonas templadas de alrededor del mundo. Ofrece numerosas propiedades medicinales y también es muy utilizado en la cocina y el sector de la cosmética.
Igual que la ortiga, también cuenta con agentes antiinflamatorios que ayudan a reducir la irritación del intestino, además de facilitar sus movimientos para una correcta evacuación de las heces.

Infusión de regaliz

Otra propuesta, y de lo más sabrosa, para ayudar a reducir el estreñimiento es la infusión de regaliz. La raíz de esta planta tiene grandes beneficiosas para la salud: combate los problemas gastrointestinales, favorece la eliminación de sustancias tóxicas del organismo, aporta vitalidad

Infusión de frángula

El arraclán (Frangula alnus) es un arbusto cuya corteza estimula la pared del colon y la hidratación de las heces.